Latest Posts

Yoga Para Perros Por Pablo Rubio
Health



La práctica del Yoga prosigue probando sus múltiples beneficios, no solo para el cuerpo físico sino más bien para nuestra psique, para aprender a respirar, aliviar la ansiedad o bien eludir ataques de agobio y/o pavor.
Existen día a día técnicas nuevas para su realización, y como resulta provechoso en personas asimismo se extiende a los animales, en un caso así a los perros. El Maestro de Yoga, Pablo Rubio, nos cuenta exactamente en qué consiste esta técnica para perros. El yoga para perros, asimismo llamado por el nombre de “Doga” que se desprende del término “dog” cánido en inglés y las últimas letras de la palabra yoga; es una disciplina que brotó en los U.S.A., entonces se expandió por Europa y hoy día ya lo podemos ver en este país.
Los ejercicios que se acostumbran a efectuar entienden desde la respiración, meditación y flexiones, todo pensado de forma que sea capaz a fin de que nuestros mejores amigos puedan practicarlo teniendo presente su contextura física y altura; ciertas más conocidas son, primeramente señala Pablo Rubio, la postura Chaturanga donde los perros se apoyan boca abajo sobre su panza; entonces asimismo podemos localizar, la postura Presidente, en donde los perros se sientan apoyándose sobre sus patas de atrás al tiempo que sus patas de adelante quedan en el aire, se recomienda que alguien se ponga detrás de ellos para sostener su columna derecha, asimismo se puede decantarse por la postura Savana, que es una postura que se emplea para trabajos de relajación, esta postura es una de las más empleadas y amadas por los perros, ya consistente en que se acuestan boca arriba y les frotemos, acariciemos su panza.
Normalmente explica Pablo Rubio que, se practica en sesiones que van desde los treinta a cuarenta y cinco minutos, siempre y en toda circunstancia acompañados de sus dueños. Entre las ventajas de su realización, no solo que implica un ejercicio, gastar energía, sino aparte de bajar su agobio en aquellos perros que son nerviosísimos y que tienden a tener ataques de nervios, calma la ansiedad, asimismo mejora su circulación, en su comportamiento asimismo puede observarse cambios convenientes, aumenta su concentración, genera una mejor relación entre dueño y cánido dado a que las clases son conjuntas incrementando la confianza, favorece a una mayor obediencia por la parte del animal, además de esto robustece sus músculos debido que su realización le da flexibilidad.

 

  • 0Shares
Pablo Rubio
Profesor de Yoga. Mente santa, espiritu sano. El ying y el yang para controlar el alma.